Un Galaxy Note explota en manos de un niño

Samsung ha emitido uno de sus comunicados más directos e imperativos, instando a aquellos que han adquirido un Galaxy Note 7 a apagarlo y cambiarlo cuanto antes. Pese a que solo algunas decenas de dispositivos de los 2,5 millones que la coreana ha distribuido han presentado fallos incendiarios, la coreana está preocupada por su gravedad, las posibles demandas por daños y por la mala imagen que todo esto le está ocasionando.

Y es que los problemas con el Galaxy Note 7 no cesan. Últimamente no hay día que no se registre algún incidente con algún smartphone flamígero. Ya se habían dado casos de unidades que habían explotado, produciendo incendios en coches y viviendas. También de usuarios a los que su Note 7 les había estallado en plena mano.

Eso mismo le ha vuelto a ocurrir a un pequeño de seis años de Brooklyn (Nueva York). El gadget le explosionó mientras se encontraba viendo vídeos en el teléfono.

La familia llamó rápidamente al teléfono de emergencias 911 y el niño fue trasladado al Downstate Medical Center donde se le atendió de las quemaduras.

El menor ya está de nuevo en casa aunque continúa muy asustado y no quiere ver de cerca ningún teléfono.

Según The New York Post Samsung se ha puesto en contacto con la familia, aunque no se sabe qué es lo que han hablado exactamente.

Por Alberto Payo

You May Also Like