Samsung hace oficial el futuro Galaxy Note 8

Samsung hizo oficial que para 2017 tiene programado el lanzamiento de su Galaxy Note 8, poniendo en firme que la familia Note no va a dejar de existir a pesar de lo ocurrido con el Note 7.

En un reciente comunicado, Samsung anunció a los usuarios adscritos al Programa de Actualización Galaxy que les ofrecerá a quienes entreguen el malogrado Note 7, un 50 % de descuento en la compra del Galaxy Note 8 y Galaxy S8 como una estrategia para garantizar la fidelidad a la marca.

Información que deja ver que, a pesar de lo sucedido, Samsung sigue produciendo dispositivos móviles de la línea Note, que no será descontinuada a pesar de los rumores al respecto. Aun no se conocen detalles o características del nuevo teléfono, pero la compañía ya habla con propiedad de la existencia del Note 8 y Galaxy S8.

El siguiente modelo tuvo que ser revelado de esta manera por el afán de Samsung de conservar a sus clientes y mantenerlos fiel a la marca. La idea es que los usuarios del programa de actualización sólo deben pagar la mitad del precio total para acceder al Note 8 o Galaxy S8.

Dentro del comunicado emitido por Samsung, se sabe que este método de reemplazo por los Galaxy Note 8 o S8 comenzará aplicándose en Corea del Sur y la extensión de este programa se dará de acuerdo a “la situación de cada país”, según afirma Reuters.

Por ejemplo, en Estados Unidos, los usuarios que devuelvan sus Galaxy Note 7, reciben automáticamente un crédito de 25 dólares para cambiarlo por otro dispositivo, pero se les ofrece un 100 dólares si lo quieren cambiar por un dispositivo de la marca Samsung.

Como un plus, la compañía también ofrece un 50 % en las reparaciones de pantalla, descuento que se podrá utilizar dos veces. El programa de actualización tiene fecha de caducidad y es hasta el 30 de noviembre.

Es claro que para Samsung perder consumidores no es una opción, más ahora que las cifras que le dejó el desastre de los dispositivos Galaxy Note 7 no son para nada favorables y las pérdidas son relevantes.

 

Por Andrea Ramos León

You May Also Like