José Alberto El Canario: “Creo que en otra vida fui cubano”

MIAMI.-Porque los ritmos cubanos le conquistaron y desde entonces vive por llevar esa alegría al público, José Alberto El Canario quiso rendir tributo a los grandes de la música que la isla aportó al mundo.

“Creo que otra vida fui cubano”, expresó el músico dominicano minutos antes de conceder una entrevista que DIARIO LAS AMÉRICAS transmitió en vivo a través de Facebook.

“La música cubana tradicional es la raíz de lo que hago y creo que es la más sabrosa que hay. Yo siento un gran respeto y admiración por los grandes de Cuba”, agregó el salsero, quien se presenta este sábado 15 de septiembre en el Charles F. Dodge City Center, en Pembroke Pines.

En el concierto, Tito Allen, Johnny Rodríguez, José Madera y Frankie Vázquez recordarán la música de la Típica 73, de Tito Puente y Machito.

Y esa fascinación por la isla vecina de su tierra natal quedó plasmada en el disco A mí qué: Tributo a los clásicos cubanos, que grabó con el Septeto Santiaguero en suelo cubano.

“Fue grabado completamente en Cuba y algunas voces se hicieron en República Dominicana y Puerto Rico. Fue una gran experiencia como la anterior de grabar No quiero llanto. Tributo a Los Compadres, con el que ganamos el [Latin] Grammy, cuidamos de todos los detalles”, dijo.

“Desde mis inicios he sentido algo muy especial por la música cubana, que es la que me llena, es el fundamento de la música que nosotros hacemos”, añadió.

Con esta joya musical, que contiene 12 canciones, El Canario honra el legado del legendario Beny Moré, así como el de otras figuras de la talla de la Orquesta Aragón, la Sonora Matancera, Los Guaracheros de Oriente, Celina y Reutilio y otros más.

Gilberto Santa Rosa, el cubano Pancho Céspedes, entre otros, colaboraron en este material, que hace poco vio la luz y que antecede a su más reciente álbum José Alberto El Canario Salsa, que ya está disponible.

“Son temas bailables riquísimos y conocidos, clásicos de la música cubana. Para mí fue una alegría compartir con mi compadre Gilberto Santa Rosa en este disco y con todos mis colegas”, manifestó sobre la producción discográfica A mí qué, que incluye, por mencionar algunos, Aprovecha que llegó el sabor, Santa Bárbara (Qué viva Changó), El Guararey de Pastora, La Guarapachanga, Resulta un enigma, No me voy a disgustar, además de la canción que da título al trabajo.

Conocido por su gran habilidad de improvisación, recordó la pregunta de Celia Cruz cuando él olvidó la letra de una canción con la que homenajeaba al Bárbaro del Ritmo.

“He grabado muchas cosas del Beny. Ese era el bravo, el único. Una vez, estábamos en el Radio City Music Hall, en Nueva York, y me tocó cantar Santa Isabel de las Lajas. Y yo canté tan emocionado esa primera estrofa, y cuando vino la segunda se me olvidó. Pero yo arranqué a improvisar de lo más bien y la gente me aplaudió”, relató.

“Y cuando terminé, Celia me preguntó: ‘Jose Alberto, ¿qué fue lo que usted cantó? Yo le dije: ‘Es que se me olvidaron las letras’. Y ella me dijo que me había quedado bien. La improvisación es mi lanza de batalla. Todo el mundo no puede ser sonero. Hay que nacer siendo sonero. Y yo vine con el son en la sangre”, agregó.

Pero para quien cuenta con 17 discos a lo largo de más de cuatro décadas de carrera y posee gran dominio del escenario, da igual la magnitud del público ante el que se presente, lo importante es cantar.

“En Tenerife me presenté frente a casi un millón de personas, y el año pasado en Esmeralda, Ecuador, frente a un millón. Pero también he hecho fiestas con 20 personas y he tocado en discotecas que han estado vacías por lluvia o nieve o por falta de promoción. Y no pasa nada. Yo hago mi trabajo, me fajo a bailar, gozo, sudo, me entrego”, dijo.

Asimismo, recordó la ocasión en la que grabó Llegó el sabor, con Oscar D’ León, incluido en el álbum Combinación perfecta (1993).

“Lo hicimos de una sola toma. Estábamos repasando el tema y la introducción estaba un poco lenta, y Oscar dijo: ‘No, estos dos negros no pueden cantar cosas así, vamos a arreglar esto. Arrancamos así con la voz, dame el acorde…, dale tú Canario…, viene otro acorde… tú y yo ahora…marca Sergio [George] y quedó de una”, contó.

El Sonero del Mundo también participa en su nuevo trabajo, que vio la luz apenas un mes después de A mí qué, junto al Septeto Santiaguero.

En Salsa, además, colaboran Gilberto Santa Rosa, Issac Delgado, Tito Nieves, Andy Montañez y Julio Voltio, entre otros invitados.

“Yo no paro de trabajar. No soy el que más cobra, pero tampoco soy de los que cobra menos; me va bien, soy feliz, lleno de salud, gracias a Dios. Ya son 44 años repartiendo salsa por todas partes”, dijo el músico, quien durante 17 años acompañó con su orquesta a Celia Cruz alrededor del mundo.

Aunque ha sido fiel a su música, afirma que está dispuesto a aventurarse a otros géneros. De hecho, en su más reciente material fusiona en un tema el reguetón con el sonido que ha definido su sello artístico.

“Los artistas tenemos que actualizarnos sin perder nuestro origen, nuestro estilo. Hay renovarse en todo el sentido de la palabra. Si tuviera que hacer reguetón, lo hago. Si me toca hacer rock, lo hago, aunque no soy roquero. He grabado merengue, bolero, vallenato”, señaló.

Sin embargo, volvería a escoger la salsa una y otra vez.

“Quedé contagiado con ese ritmo que arropaba Nueva York y el mundo a principios de los años 70”, reiteró el cantante, quien se crio entre la Gran Manzana y la Isla del Encanto, de ahí, tal vez, su inclinación hacia el género.

“Me muero haciendo salsa”, afirmó.

El Canario presentará su nuevo disco Salsa en concierto este sábado 15 de septiembre en el Charles F. Dodge City Center, en Pembroke Pines.

Por WILMA HERNÁNDEZ

Leer Más Relacionados..?

Comenta desde Facebook..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *