Desarrollan una “App” para perseguir violadores de menores

Nairobi (Kenia).- Una de cada tres niñas kenianas sufre abusos sexuales antes de cumplir los 18 años y muy pocas lo denuncian por miedo al estigma social, al atacante y a la propia Policía. Ahora, una aplicación móvil facilita a las víctimas el acceso a la justicia y garantiza la persecución de su agresor.

Sarah es una de estas niñas. Con tan sólo dos años fue violada en la ciudad de Meru, a unos 225 kilómetros al norte de Nairobi. En algunas zonas rurales, a cambio de unas cabras, las familias aceptan que una de sus hijas sea violada, lo que complica todavía más reparar el daño y hacer justicia.

El caso de Sarah podría haberse sumado a otros muchos que quedan impunes en Kenia pero, gracias al apoyo de la iniciativa “160 Girls”, creadora de esta “app”, los agentes lo investigaron y el hombre que la violó fue juzgado y cumple cadena perpetua.

Ahora, quieren que la historia de Sarah no sea una excepción. “El objetivo de esta app es garantizar que el acceso a la justicia sea fácil para las víctimas y que se juzgue a los responsables”, explica a Efe Fiona Sampson, directora ejecutiva de Equality Effect, organización canadiense que financia el proyecto.

Con tan solo pulsar la pantalla, las menores pueden solicitar ayuda a través de esta “app” -la primera de estas características a nivel mundial- que comparte la información con la Policía para que se inicien los trámites necesarios para denunciar el caso.

Tras haber recibido la petición, los agentes empiezan con el procedimiento: acompañar a la víctima a recibir tratamiento médico, acudir a la escena del crimen y recabar pruebas o entrevistar a testigos y sospechosos.

EFE

You May Also Like