Cuota de Artistas Dominicanos en el movimiento “Salsa”

Los artistas dominicanos tienen una cuota muy importante en el desarrollo del ritmo de la salsa. Si nos remontamos en que a mediados del siglo pasado, en la década de los 60, José Tamárez Mateo, artísticamente conocido como Joseíto Mateo, quien era uno de los artistas más cotizados de la región del Caribe, es reclutado para ser la voz principal de la agrupación puertorriqueña El Gran Combo (1962), que para la época interpretaban el género, pero con una base rítmica muy definida con la guaracha y la plena.

Antes Joseíto ya había grabado una producción con la orquesta cubana La Sonora Matancera y tenía muy buen oído para el ritmo. “Menéame los mangos” es el primer tema grabado por la agrupación a la que Joseíto abandonaría, tras la muerte del dictador Rafael Leónidas Trujillo, para regresar al país y aclarar que no era un artista de la dictadura. No se podría hablar de salsa en República Dominicana sin resaltar los aportes del productor, director, compositor y arreglista dominicano Johnny Pacheco, a quien se le considera el creador del concepto “salsa” a principios del 60.

Género basado en los ritmos guaguancó, son montuno, mambo, cha- cha- cha y guaracha y que ya habían grabado y tocado otros artistas. Pacheco es una de las figuras más influyentes del ritmo por ser uno de los fundadores del sello disquero Fania entidad que lanzó a los más importantes artistas del género.

En este país el concepto de salsa como tal comienza a escucharse a principio de los años 70 con agrupaciones como La Fania All Star, que dirigía Johnny Pacheco, con sus reconocidos intérpretes como Willie Colón, Celia Cruz, Héctor Lavoe, entre otros. Agrupaciones como Richie Rey y Bobby Cruz, Eddie Palmieri, Cortijo con Ismael Miranda y El Gran Combo, comenzaron a dejar sentada la base del ritmo, el cual no encontraría a grandes exponentes dominicanos, pero sí una gran cantidad de seguidores que han mantenido vigente el ritmo hasta el día de hoy.

Cuco Valoy
Uno de los primeros intérpretes dominicanos del ritmo lo fue Cuco Valoy. A final de la década del 70 Cuco comandaba la agrupación de merengue Los Virtuosos, a la que luego llamaría La Tribu de Cuco Valoy. A mediados de los 60 Cuco y su hermano Martín formaron el dúo denominado ‘Los ahijados’ que emulaban a los famosos soneros ‘Los Compadres de Cuba’, interpretando son montuno.

Gracias a la salsa, Cuco se convierte en una gran estrella en otros países. Canciones como: “Mendigo de amor”, “Corazón de acero”, “Pa´ gozar contigo”, “Murió el sonero”, “Yolanda”, “Lamento de un hijo”, “El juicio”, “Nació varón”, serían algunos de sus éxitos. Pero es el tema “Juliana” considerado como la mejor salsa hecha e interpretada por un dominicano, lo catapultó como salsero en países como Colombia, Perú y Ecuador.

Al igual que Tito Puentes, Cuco se niega a calificar al género como salsa. Residiendo en Nueva York desde 1989 y al ser entrevistado por LISTÍN DIARIO, lo define como un ritmo que tiene su base en el guaguancó, la guaracha y el son montuno, pero jamás le llama salsa. Asegura que la experiencia que le dejó el son cuando tocaba con Los Ahijados le dio facilidad para ejecutarlo muy bien, pero no se puede llevar los lauros, ya que reconoce el virtuosismo en el piano y arreglista musical de su hijo Ramón Orlando y de su hermano Martín Valoy en el bajo.

Fue con el tema “Amor para mí”, no conocido en nuestra tierra, pero sí un éxito en Colombia que le abrió las puertas de ese país. “En Colombia creían que yo era puertorriqueño y conocían muy poco de los artistas dominicanos. Yo comencé a dar a conocer a los artistas dominicanos en ese país. Mientras tuve mi agrupación grabé más de 30 temas con esta base rítmicas, muchos interpretados por Henry García una de las mejores voces de ese género”. Sobre el tema “Juliana” lo considera como un tema del mundo, definido como son típico que se hacía con guitarra “porque esta canción, entre otras muchas, le dieron mucho nombre a República Dominicana, en los años en que los artistas dominicanos estaban haciendo merengue, y yo también; pero siempre con la idea de hacer algo diferente y conociendo la candencia rítmica del son fuí el primer dominicano en grabar el ritmo porque nadie sabía  ejecutarlo”, aseguró.

Johnny Ventura y su salsa criolla
Merenguero por excelencia, pero uno de los artistas dominicanos más completos. A lo largo de su carrera, Johnny Ventura incursionó en el ritmo de la salsa de su larga discografía tiene discos recopilatorios “20 éxitos de salsa” y “Salsa y algo más”. “Johnny fue uno de los dominicanos que más salsa grabó, porque no se limitó al merengue. Siempre experimentó con fusiones y otros ritmos como la salsa”, contó Chino Méndez, conocedor y fanático del movimiento.

Entre los temas que grabó se encuentran: “Santa Bárbara”, “La hamaca grande”, “La última copa”, “Qué te pasa”, “Macondo”, “Que lo sepa quién lo sepa”, “Blancas margaritas”, “Domilanchan”, “La Piragua”, “Que bueno baila Celina”, “Triángulo”, “Matilde Lina”, “Mi qué se yo”, “Aguanilé”, “Maldita suerte”, “Mamá Tingó” y “A burujón Puñao”, entre otras.

Reales salseros
República Dominicana tuvo varios nombres importantes que como intérpretes del género salsa compitieron con los grandes y se adueñaron de grandes plazas.

José Alberto “El Canario”, Santiago Cerón, Raulín Rosendo, Rey Reyes, José Bello y Frankie Dante son algunos de los nombres.

Uno de ellos lo es Santiago Cerón, quien emigró a los 22 años a Nueva York, sus primeros contactos fueron con la música cubana, luego trabaja con Pete Rodríguez. Fue cantante y tocador de güira de la orquesta de Johnny Pacheco llegando a grabar con Larry Harlow, Adalberto Santiago y Héctor Lavoe el tema “Se me perdió la cartera”.

“En 1980 sale “Tumbando puertas” su primera producción como solista y más tarde grabó “Navegando con sabor” y “Canta si vas a cantar”. Su obra abarcó unas 32 producciones. Sus interpretaciones más conocidas son “Cruel tormento”, “Lindo Yambú”, “Baja y tapa”, “Al que le pique”, “Si supieras mirar” y “Espíritu burlón”. Santiago Cerón falleció a los setenta años en la ciudad de Nueva York debido a problemas cardíacos”, se escribe en su biografía de Wikipedia.

Definitivamente que el nombre dominicano más importante en el género es José Alberto “El Canario” quien sale con su agrupación en 1983 y descolló como una figura de primacía en el ámbito internacional. El año pasado logró una nominación al Grammy al Mejor Álbum Tropical  con el disco “Tributo a Los Compadres: No quiero llanto”.

  Ha trabajado con grandes artistas contemporáneos incluyendo a Johnny Rodríguez, Mario Rivera, Nicky Marrero Oscar D’León y Celia Cruz  logrando una larga trayectoria de éxitos, ventas y reconocimientos.   “Sueño contigo”, “Hoy quiero confesar”, “Te voy a saciar de mí”, “A gozar”, “Discúlpeme señora”, “Nada se compara contigo”, “La Crítica”, cuentan entre sus grandes éxitos. Aclamado por su voz única y sus improvisaciones. Ha ganado oro y platino gracias al número de discos vendidos.

Otra voz imponente fue la de Rey Reyes emigró a los Estados Unidos en el 1974 y durante su carrera grabó 15 discos de larga duración. Ganando cinco discos de oro, dos de platino y uno de doble platino. Se recuerdan sus temas “Pa´ Borojol”,  “La libertad”, “Son malas”, “Patio”, “bateyes y callejones”, entre otros. Raulín Rosendo se inició en el merengue e incursiona en la salsa a final de la década de los 80, ha grabado más de 15 producciones discográficas conteniendo innumerables éxitos. Destacándose “¡Lo Máximo!”, “Dominicano para el mundo”,  “¡Contrólate!” y “Llegó la ley”, entre otras.

Voz experta
En la década de los 80 y 90 el merengue contaba con un gran apogeo y los artistas preferían al ritmo dominicano, tanto por la pegada como la facilidad de su ejecución. “En ese entonces los merengueros no grababan canciones de autores criollos y preferían adaptar temas del vallenato en Colombia. Es de los autores dominicanos que se nutre los salseros boricuas, haciendo de estos un éxito mundial”, explica Chino Méndez, quien es un conocedor y fanático del ritmo.

Por Ynmaculada Cruz Hierro

Share Button

También te puede interesar